viernes, agosto 29, 2014

Familiares de ministro católico paquistaní asesinado por odio a la fe en 2011 saludan al Papa: NO ES RELIGIÓN, ES TERRORISMO




Son la madre y el hermano de Shabaaz Bhatti, el ministro cristiano de Pakistán que fue asesinado por odio a la fe. El Papa Francisco les saludó después de la audiencia general. Marta, de 87 años, pidió a Francisco que no deje de rezar por los cristianos perseguidos.

PAUL BHATTI
Hermano Shabaaz Bhatti
"He visto al Papa muy emocionado y conmovido. Ha cerrado los ojos, ha apretado la mano de mi madre y la ha abrazado. Eso lo dice todo”.

Su hermano, Shahbaz, era ministro de Minorías en Pakistán. Se opuso fuertemente a la ley de Blasfemia que condena a quien critique al Islam. En la mayoría de los casos, se usa como instrumento para realizar venganzas personales contra cristianos y otras minorías. En marzo de 2011, los radicales musulmanes lo asesinaron. 

Paul Bhatti, que también ocupó ese cargo, asegura la situación de violencia en Irak o Pakistán es complicada y no tiene realmente una raíz religiosa.
PAUL BHATTI
Hermano Shabaaz Bhatti
"Lo que está pasando en Irak y en Pakistán y en otras partes del mundo no es religión, esto es un tipo de terrorismo que usa la religión para sus objetivos personales. En Pakistán hay buenos musulmanes. Hay personas que nos apoyan y hay grandes fuerzas musulmanes que me han acompañado mientras he sido ministro”.

Al mismo tiempo, teme que la radicalización de los musulmanes conduzca a Pakistán a una situación como la de Irak. Por eso, asegura que el diálogo interreligioso es bueno pero que también es necesario realizar acciones concretas.

PAUL BHATTI
Hermano Shabaaz Bhatti
"Hay posibilidades porque tenemos un grupo de terroristas y extremistas que no respetan si quiera a los musulmanes. Hace falta identificar las causas que provocan esta violencia, discriminación y división por las que las personas, al final, son asesinadas”.

Señala que la educación es el principal instrumento para prevenir la violenciaen nombre de la religión.

PAUL BHATTI
Hermano Shabaaz Bhatti
"Si a los niños se les impone una filosofia radical y crecen como kamikazes, se está ejerciendo una violencia también contra ellos. Debemos salvar a estos niños”.

Su familia continua amenazada por los extremistas. Por eso, Paul Bhatti está obligado a vivir entre Pakistán y Europa. Aún con todo, asegura que no alberga ningún sentimiento de venganza. Al contrario, dice que su deber es continuar defendiendo a los que no pueden defenderse, tal y como hizo su hermano Shahbaz.

lunes, agosto 25, 2014

“El deporte como instrumento de paz”. Javier Zanetti sobre el próximo partido interreligioso por la Paz

“El deporte es escuela de paz, nos enseña a construir la paz”. “En primer lugar el deporte nos enseña que, para ganar, es necesario entrenarse. En esta práctica deportiva podemos ver una metáfora de nuestra vida. En la vida es necesario luchar, «entrenarse», esforzarse para obtener resultados importantes. El espíritu deportivo se convierte así en una imagen de los sacrificios necesarios para crecer en las virtudes que forman el carácter de una persona. Si, para que una persona mejore, es necesario un «entrenamiento» grande y constante, cuánto mayor esfuerzo se necesitará para lograr el encuentro y la paz entre las personas y entre los pueblos «mejorados». Es necesario «entrenarse» mucho....” Son palabras de Papa Francisco en su videomensaje con motivo del mundial de fútbol 2014 en Brasil.
Inspirados por Papa Francisco, futbolistas de todas las religiones y culturas se han convocado por la Paz. El evento se realizará el lunes 1 de setiembre en el Estadio Olímpico en Roma. Organizado por Scholas Occurrentes, entidad educativa de bien público impulsada por Papa Francisco, compuesta por escuelas y redes educativas públicas y privadas de todas las confesiones religiosas, organizaciones culturales, deportivas, científicas, gubernamentales, que vincula la tecnología con el arte y el deporte para fomentar la integración social y la cultura del encuentro por la paz, y por la Fundación PUPI, creada por Javier Zanetti, fundación que desde hace más de diez años promueve y apoya programas de niños de los sectores más carenciados de la sociedad.
Javier Zanetti en ocasión de la conferencia de prensa realizada en la Sala Marconi, ante los micrófonos de Radio Vaticana expresó: “El deporte es una herramienta fundamental para ayudar a la paz. Este es el primer partido interreligioso pedido por nuestro Papa y es un orgullo poder participar. Muy feliz de haber sido convocado, porque el mensaje que quiere dar el Papa es muy importante para la paz en el mundo. Agradezco a la gente que apoya este evento, creo que es un evento importante, que puede ser un puntapié inicial para mejorar el mundo”.

viernes, agosto 15, 2014

LA MENTIRA DEL PADRE MIGUEL PAJARES

A primera hora de la mañana de ayer se hizo evidente que vivimos en un país con sensibilidad. No eran todavía las nueve cuando miles de ciudadanos habían publicitado cuánto les había conmovido aquel tontorrón Club de los Poetas Muertos del dicen que inolvidable profesor Keating.
El derroche de emociones fue tal que para cuando murió Miguel Pajares nos habíamos quedado sin existencias. Al misionero todavía hoy se le hurtan en las ediciones de papel de los periódicos los elogios fúnebres. Y eso que hay pocas mercancias periodísticas tan baratas.
Piensen en todas las buenas intenciones que conocemos de tantos compatriotas que militan en la bondad a jornada completa. Cuánto sabemos de todo lo que le preocupa a nuestra cohorte de bondadosos ontológicos la miseria y la desnutrición, los bombardeos sobre la franja de Gaza, el expolio de África, las penosas travesías en cayuco, los niños de las fábricas chinas de Nike y las plagas de langosta en Níger.
Y sin embargo hasta ahora desconocíamos, no ya los hechos, sino la mera existencia de un tipo como Pajares, que hace tan solo unos díasle escribía esto a su primo desde un hospital de Monrovia:
"Tenemos muchos problemas. Han fallecido dos personas y 13 se niegan a venir a trabajar, quieren quedarse en cuarentena. Yo he ido cada día y he saludado a todos, me meten miedo, la muerte ronda. Se sospecha de algún caso más de ébola. Esperamos resultados. Es penoso pero hay que estar. Lo comparo a la guerra, aunque esto es más peligroso. El enemigo en casa".
Piensen en todos los buenos propósitos que conocemos de, no sé,Llamazares, por ejemplo, al que el duelo por el cura le duróexactamente 53 caracteres antes de dedicarse a lo urgente, que es preguntarle al gobierno que para qué han servido al final tantas molestias.
Hoy lo hemos podido comprobar. Frente a la bondad ontológica de tantos, la de Pajares es una bondad provisional, que jamás será completa porque opera un atenuante. Aquellos a los que ayudó no son más que beneficios colaterales de la fe. No como aquella vez que todos pusimos el hashtag aquel contra Boko Haram, que aquello, si bien poco efectivo, sí que lo hicimos de corazón. Yo soy tan asquerosamente materialista que no entiendo estos debates. Y sospecho que a los necesitados a los que ayudó Pajares este tiki taka moral les importa una higa, porque la necesidad te hace resultadista.
Yo soy ateo. No agnóstico. Ateo. O sea, que estoy convencido de que los curas se pasan la vida creyendo en una mentira. Creo, además, que toda mentira es dañina. Y de sobremesa en sobremesa exhibo con arrogancia mi materialismo. Pero la coquetería me dura hasta el preciso instante en que me entero de que un misionero se ha dejado la vida en Liberia por limpiarle las pústulas a unos negros moribundos. Entonces me faltan huevos para seguir impartiendo lecciones morales. Principalmente por lo aplastante del argumento geográfico. Él estaba allí con su mentira y yo aquí con mi racionalismo.
Leo en twitter cosas estremecedoras. No es siquiera relevante. Si algo nos han hecho sentir las redes sociales desde su mismo nacimiento es nostalgia de aquel tiempo en que ignorábamos el reflujo ácido que irrigaba a algunos de nuestros vecinos. Aquellos días felices en que a uno no le hacían partícipe de las íntimas miserias.

jueves, agosto 14, 2014

sábado, agosto 09, 2014

El Papa también habla de la MISIÓN a los monaguillos

El papa Francisco presidió hoy una ceremonia con más de 50.000 monaguillos germanohablantes procedentes de Alemania, Austria y Suiza, ante quienes dijo que la labor de los jóvenes en la Iglesia es la de ejercer de "canales de transmisión" de la fe para llegar a aquellos que "se han alejado de Jesús".

Esta fue la respuesta del papa a una de las tres preguntas que le dirigieron los monaguillos durante el acto de esta tarde en la plaza de San Pedro, abarrotada por estos jóvenes, que en los últimos días han llevado a cabo un peregrinaje bajo el lema "¡Libres! Porque es lícito hacer el bien", destacó Efe.

En concreto, una muchacha preguntó al Pontífice argentino Jorge Mario Bergoglio cómo podrían los jóvenes tener un mayor protagonismo en la vida de la Iglesia, tal y como recomienda en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium.

Bergoglio respondió que los jóvenes tienen la misión de funcionar como "canales de transmisión del amor de Jesús".

"Ustedes, jóvenes, están llamados a hablar de Jesús a sus coetáneos. No solo en las parroquias, sino también a los de fuera. Esta es una labor reservada a ustedes porque con su compromiso, coraje y espontaneidad podrán llegar antes a la mente y al corazón de quienes se han alejado de Jesús", explicó.

El segundo monaguillo pidió al Papa una recomendación sobre cómo continuar dedicándose a ayudar en la eucaristía cuando el resto de sus amigos emplean su tiempo en otros asuntos y llegan a dirigirle burlas por ser monaguillo.

Bergoglio afirmó que hay tiempo para todo y que "simplemente se necesita organización", y eso los alemanes "lo hacen bien", comentario este último que suscitó la risa de los jóvenes que atendían a sus palabras en la plaza.

"Hay que programar equilibradamente las cosas. Son alemanes y eso lo hacéis bien. Hoy muchos chicos y chicas pierden el tiempo en Internet, con los teléfonos móviles y con los aparatos fruto del progreso tecnológico. Pero entre todas las cosas que hay que hacer en el día a día, una debería ser la de acordarse de nuestro Creador", subrayó.

El tercero y último de los participantes en la cita preguntó a Francisco cómo podría sentir que su fe implica libertad cuando toda su rutina se basa en reglas.

El Papa exhortó a los miles de jóvenes a "no usar mal" su libertad, un concepto que nos puede alejar de Dios.

Por esta razón, según el papa, son necesarias indicaciones y orientaciones, tanto en la Iglesia como en la sociedad, para ayudar a las personas a vivir con dignidad.

Este turno de preguntas llegó tras la catequesis, pronunciada por Francisco en alemán, una lengua que conoce desde que en 1986 comenzara un periodo de estudio en Fráncfort para completar su tesis en el Instituto Superior de Filosofía y Teología Sankt Georgen.

Los monaguillos que participaron en esta ceremonia, de carácter festivo y muy musical, le regalaron una camiseta de la selección de fútbol alemana, vigente campeona del mundo, con el dorsal 1 y con el nombre Franziskus (Francisco, en alemán) impreso en la espalda.

Con el acto de hoy, Francisco reapareció en la plaza San Pedro del Vaticano tras el parón estival en su agenda durante el mes de julio, dedicado al reposo del pontífice.

viernes, julio 11, 2014

NO VALE GRITAR

KATHLEEN L BERCHELMANN
Los padres, en general, han tomado en serio los estudios que dicen que abofetear a los hijos provoca en ellos comportamientos más agresivos, pero en “sustitución” de las bofetadas la mayor parte de los padres grita.
 
Sí, también yo grito a los míos. No me gusta, pero lo hago. Por otro lado, debo reconocer que al día siguiente grito mucho menos.
 
Cuando mis primeros dos hijos tenían 2 y 4 años, un día me senté con ellos en el sofá y les grité hasta hacerles llorar. Ni siquiera me acuerdo que habían hecho. Pienso que les grité un minuto o dos, pero el recuerdo de aquel día para mí es trágico. No creo que mis hijos hayan modificado su comportamiento a causa de mis gritos. La única cosa que aprendieron es a tener miedo de mí.
 
Mis padres nunca me gritaron de esa forma, pero yo tenía mucho miedo a mi madre. Ella no dudaba a la hora de pegarme. Yo pensaba que era una persona mejor porque no pegaba a mis hijos, pero estoy segura de que gritarles, así como pegarles, es una solución a corto plazo que al final hace más mal que bien.
 
Intuitivamente, sabemos que no es de gritos de lo que nuestra familia tiene necesidad. Los buenos padres saben cómo modelar el comportamiento que desean ver en los hijos. A pesar de esto, nosotros todavía gritamos. En general lo hacemos porque estamos desesperados, cansados, frustrados e irritados , y no sabemos que más hacer.
 
Gritar es un mal para nuestras familias. Lo entiendes cuando los niños empiezan a gritar ellos también. No es el tipo de familia que soñabas. No es la familia amorosa que querías para tus hijos.
 
No estoy hablando del grito de temor que explota espontáneamente cuando tu hijo corre por la calle o suelta tu mano entre la multitud.  Estas “erupciones” de miedo transmiten a nuestros hijos un temor saludable, y los niños conocen la diferencia entre un grito de miedo y uno de rabia.
 
No digo que no haya que decirse la verdad cruda con un tono de voz normal. Hay momentos en los que levantar la voz forma parte del deber de padre o de madre. Hablo de gritar para expresar rabia.
 
Los peores gritos son los que implican insultos y ofensas. Existe un estudio que demuestra que este tipo de gritos es más nocivo que efectivo que los bofetones. La investigación destaca que los efectos negativos de los gritos ni siquiera se compensan con amor, apoyo emotivo y afecto entre los padres y los hijos, ni por la fuerza del vínculo padres-hijos. En otras palabras “gritar por amor” es una cosa que sencillamente no existe.
 
Mejor será que antes dejes de gritar. Aquí te ofrecemos seis elementos que me ayudaron a cambiar:
 
1. Planificación
 
Haz un la lista mental de técnicas de disciplinas alternativas. Cuando el niño se comporta de modo inaceptable, tienes que estar dispuesto a intervenir sin alzar la voz ni recurrir al castigo físico. Se necesitan años para desarrollar estrategias de disciplina familiar. Adoptamos, por ejemplo, cambios de comportamiento, suspensión de actividades, ejercicios…
 
2. Admite que gritar es negativo
 
Tu rabia puede estar justificada pero los gritos no son el mejor modo de expresarla. ¿Qué harías en el trabajo se tuvieses esa rabia? ¡Espero que no grites igual! Encuentra otras formas para manifestar a tus hijos que estás muy enfadado y reconoce que hay momentos en que es contraproducente que sepan que estás enfadado.
 
3. No obligues a tus hijos a competir con tu teléfono móvil para recibir atención
 
Un grupo de investigadores sentado en un fast food analizó lo que hacían los niños mientras sus padres navegaban por sus dispositivos digitales. Los niños de todas las edades, incluso adolescentes, se comportaban mal a propósito para llamar la atención. Tu atención, querido papá, querida mamá, es preciosa para ellos.

4. Pide perdón
 
Si has perdido la paciencia y has gritado, pide perdón. Sí, pide perdón, también a tus hijos pequeños. Después os sentiréis todos mejor. En el momento más tenso, cuando siento mucha rabia, nada me ayuda más a mantener la calma como pensar que después tendrás que pedir perdón.
 
5. Cuida más de ti.
 
¿Cansado?  ¿Con sueño atrasado, sobrecargado, irritable? Reconoce tus necesidades y atiéndelas. La rabia es un mecanismo de defensa extremo, que usamos cuando otros fallan. No te permitas llegar a ese punto.
 
6. Reza con y por tus hijos
 
¿Has visto el tuit del 1 de abril de Papa Francisco? ¡No, no era una broma! No conseguirmemos controlar nuestra rabia, nuestros gritos y nuestros malos comportamientos sin la ayuda del Espíritu Santo ¡Pídele entonces a Él la gracia! Y deja que tus hijos te escuchen pedir esta gracia al Espíritu Santo.

miércoles, julio 09, 2014

CAVANI

Mientras todos sus compañeros de la selección festejaban en medio del campo la clasificación de Uruguay, Edinson Cavani se dirigió hacia la banca de Italia y consoló a uno de los rivales. Caricias, abrazos, apretón de manos. Luego el intercambio de camiseta con Ciro Immobile.

Edinson Cavani pertenece a una asociación cristiana evangélica de deportistas de élite, Atletas de Cristo, fundada en la década de los 80 por dos futbolistas brasileños, y a la que pertenecen entre otros el español Juan Carlos Valerón y el brasileño Kaká.

Testimonio público

Un gran gesto para el Atleta de Cristo que había declarado cuando era jugador del Nápoles “Considero un privilegio poder utilizar mi popularidad de futbolista para dar testimonio de mi fe públicamente y con notable resonancia mediática”. Edinson Cavani nunca ha escondido las razones de su madurez personal y profesional “¿Mi secreto? Creer en Dios como guía de mi vida. Él es mi fe y mi recurso”.