miércoles, noviembre 26, 2014

DESDE EL HOS(pi)TAL INSULAR, PRIMERA LÍNEA DE PLAYA. LAS PALMAS DE GC

Queridos amigos,
el pasado 15 de noviembre el médico de urgencias no me dejó volver a casa. "Tienes una analítica muy mala, empezamos esta misma tarde con plaquetas". Con gran delicadeza me dijo que realmente había leucemia; y que tenía tratamiento.
Las ideas (ya saben) no pararon en la cafetera que es casi siempre mi cabeza. De todo. Lo primero que me sentí fui ASUSTADO, tremendamente. Dentro del susto, cierta racionalidad: si el deselance es el peor (cosa que no se sabe) no se arregla por angustiarse. Y si hay tratamiento...
Creo que me ayudó haber conocido mucha gente que ha sufrido enfermedades, mis padres, para empezar; también el resto de la familia y toda la vida he conocido gentes en situaciones no fáciles. En mi familia somos forofos de la ciencia desde siempre. Mi madre nos daba a todos fotocopia de una revista científica en que se explicaba cómo la salvaron porque acertó el equipo médico que "experimentaba" con ella; hasta salió en la prensa madrileña del año 62. Los jefes de mi padre y la cultura de mi padre respecto del trabajo hicieron que mi padre apenas fuera a ver a la mujer y al hijo a Madrid (¿cosas de antes?) pero los jefes sí llevaron a Lourdes a mi madre a ver si se curaba; mi madre creo que fue por viajar y a rezar. Luego volvió con mi padre y la Frater 8 veces. Mi padre sí decía que se había curado en Lourdes, pero -claro- del estreñimiento, no de la cojera que le vino por aquellas polios del hambre de la posguerra que también le mataron una hermana. Resulta que durante el noviazgo fue operado mi padre y recien casados mi madre. O sea que semanas sin verse, y por eso tenemos las hermosas cartas de amor que se escribieron, guardadas en una caja de cartón reutilizada de la farmacia. Cuando la enfermedad de mi padre, mi madre tampoco pedía milagros, los hacía. Y cuando murió ya no supo o pudo vivir del todo. Cuando su última enfermedad tampoco pedía milagros y decía: "Yo no pido curarme, pido vivir cristianamente esta enfermedad"; eso fue contraportada de la revista Id y Evangelizad. O sea que por mi cabeza no pasó nada de pedir milagritos ni nada de eso; ni chalaneos con Dios... me lo impide la fidelidad familiar.

Para colmo, pocos días antes, Teresa, la enfermera que se había salvado del ébola había hecho una preciosa rueda de prensa que resumí en las parroquias:
1/ Doy gracias a Dios (¿dónde quedaba el laicismo?)
2/ Y al apóstol Santiago (¿dónde el intelectualismo?)
3/ Mis compañeros han hecho el milagro (¿dónde quedaba el espiritualismo?)
4/ No los políticos (¿y el apoliticismo?)
5/ Arriesgar su vida por curar a otros HA VALIDO LA PENA (¿donde la cultura insolidaria dominante y el cada vez vamos peor y antes bla bla bla?)
6/ Si mi sangre puede ser util estoy dispuesta a quedarme seca (¿dónde quedaba la mezquindad del dar algo, por partes o a plazos? Habia dicho SECA). Teresa estuvo colosal.
O sea -resumiendo- susto y Verdad, esa palabra que debiera escribirse siempre con mayúsculas.

Luego viene la parte religiosa. No porque sea menos importante sino porque es así. Venía a mi mente aquello de "en la vida y en la muerte somos del Señor". Recordaba a aquel gran profesor, Ruiz de la Peña, ya con una enfermedad terminal cuando nos dijo: "Vamos a ver cómo vivo lo que tantas veces he explicado"... Y pensé: pues eso es...
Se refería -creo- a que la teología y espiritualidad actuales acentúan que Dios no  manda sufrimientos sino que es compañero de camino de quien sufre. Claramente lo han dicho los limpios: "Dios está con el que padece y con el que compadece". En mi vida habia habido algunos compadecimientos y llegaba una nueva hora, la del padecer... O sea, una nueva aventura, ¡¡una ocasión de promoción!! Hora -nada menos- de nacer de nuevo, algo que considera imprescindible Jesús.
No pude menos de recordar haber coescrito una biografía del Alcalde Camilo Sánchez, que había muerto de cáncer y con quien tantas horas yo había hablado ¡incluso en este mismo hospital!
Los amigos con su PRESENCIA, con las horas en las salas de espera y todas esas pequeñas cosas que le caen a las personas más admirables que existen y que son los que Julián G. del Castillo llamaba "burrosde carga"; y LA PRESENCIA de los que no podían estar físicamente pero estaban en la oración, al teléfono o al washapp, ha sido siempre consoladora; en estos días he recibido cientos (creo que miles) de llamadas, mensajes, visitas, fotos de partos (¡qué hermosura!), actos culturales, convivencias.... ¡tanta vida entregada! Hasta desde Argentina llegaba una y de bastantes regiones de España.

No pensaba yo escribir esta experiencia pero hoy me ha llegado una foto y me ha surgido la idea de adjuntarla en facebook. Al ver los comentarios me ha parecido que debía contar algo. La foto me ha hecho recordar la cantidad de gente con la que comparto retazos de vida... Es de cuando preparábamos una boda por Santiago de Compostela (precisamente Juan y María tenían que llamarse). Hubo algunas dosis de sacrificio y estábamos alegres, como puede verse. Cuando haces esas cosas no se hacen dándole muchas vueltas, normalmente es porque sí, porque se deben hacer... pero dan un fruto bárbaro. Los trabajos dan fruto siempre, la dureza no los define bien sino la fecundidad. Lo que no da fruto es calcular en el amor (Lebret), lo que no sostiene en las dificultades es haber querido llevar una vida tranquila (Tolstoi); y basta de autoridades...

Los dias siguientes han sido de incertidumbre, algo de cansancio y buen ánimo. Algunos momentos más tediosos los he dedicado a la oración por las vocaciones. Todos saben que no soy muy rezón (más bien antirezonadores) pero venían a mi mente cientos de chiquillos, de la catequesis, de los campamentos... y una oración por su vocación; no para que tengan un mundo fácil (que es la mejor manera de corromperse) sino para que puedan construir un mundo sin paro y explotación, donde todo ser humano pueda amar desde su vocación.

No me ha faltado la preocupación por las cosas de la vida porque para mí son como respirar ¡no puedo no estar en ello! (y no puedo evitar otra autoridad, Milani: "Me importa todo"): La mezquindad del nacionalcaciquismo catalán y la cobardía de quienes siguen teniendo miedo a un monstruo con pies de barro. La necesaria reconstrucción de la vida política, las colas del paro, la mentira montada por los de Lara y Berlusconi con una careta llamada Podemos, los pobres del mundo asociándose para resolver los problemas...

2014 me ha jodido por dos veces (por febrero tuve desprendimiento de retina) y me ha alegrado también por partida doble. En julio tuvimos la Marcha 2014 y es precisamente el 50 aniversario de Rovirosa. Este dijo cuando le cortaron la pata: He cogido como lema "Ahora más que nunca". Pues eso: Ahora más que nunca.

Querría uno escribir como Suso Vega, casi solo enhebrando hechos, pero uno es pequeño y tira de citas. Les dejo la más hermosa, ha sido el himno de algunos campamentos y es de Tagore:
Yo dormía
dormía y soñaba
que la vida noera más que alegría.
Me despertéy vi 
que la vida no era más que servir...
Serví
y vi que servires alegría.
Dios no es un ladrón de alegrías
sino que es un forjador de esperanzas.

Servir es alegría. Ahora más que nunca.

martes, noviembre 25, 2014

MARIA ¿SABÍAS?


Con más de cinco millones de vistas en pocos días, el videoclip de la canción “Mary, did you know?” interpretada a capella por el grupo Pentatonix revoluciona YouTube y recuerda el verdadero sentido de las fiestas navideñas.
A pocos días de comenzar el tiempo de Adviento, las cinco voces de Pentatonix lanzaron con este sencillo su nuevo disco navideño “That’s Christmas to me” de venta en iTunes. En pocos días, el videoclip se ha convertido en un éxito viral y miles alaban su hermosa versión.
La letra de la canción fue escrita por el compositor cristiano estadounidense Mark Lowry en 1984 a pedido de un pastor para una obra teatral de Navidad. Lowry escribió una serie de preguntas dirigidas a la Virgen María.
Años después, Lowry le buscó un fondo musical y fue Buddy Greene quien lo compuso. Desde entonces ha sido interpretada por más de 30 artistas.
Esta es la letra de la canción traducida al español:
¿María sabías? 
María, ¿sabías que tu bebé caminaría un día sobre el agua?
María, ¿sabías que tu bebé salvaría a nuestros hijos e hijas?
¿Sabías que tu bebé vino para hacerte nueva?
Que ese niño que tú diste a luz, pronto te traería a la Luz
María, ¿sabías que tu bebé dará la vista a un hombre ciego?
María, ¿sabías que tu bebé calmará una tormenta con su mano?
¿Sabías que tu bebé ha caminado por donde los ángeles pisaron?
Que cuando besabas a tu pequeño niño besabas el rostro de Dios.
¿María, sabías? ¿María, sabías?
Los ciegos verán, los sordos oirán
Los muertos volverán a vivir
Los paralíticos saltarán,
Los mudos hablarán las alabanzas del Cordero.
María, ¿sabías que tu bebé es el Señor de toda la creación?
María, ¿sabías que tu bebé gobernará un día las naciones?
¿Sabías que tu bebé  es el Cordero Perfecto del cielo?
Que el Niño dormido que sostienes es el Gran YO SOY

viernes, noviembre 14, 2014

jueves, noviembre 13, 2014

DECÁLOGO EXPRESS DE SUPERNANY

1. A la hora de dormir: “ Lo primero que tenemos que hacer es trabajar el hábito previo, es decir, que haya una rutina a la hora de bañarse, del pijama, de la cena, y después de un ratito relajado nos vamos a la cama. Si lo hacemos así y lo convertimos en hábito nos quitamos muchos problemas. Si el tema es si duerme en la cama de los padres necesitaríamos un decálogo aparte. Y en este sentido hay que enseñarle desde pequeño a que duerma en su cuna, que se acostumbre a hacerlo con los ruidos que hay durante el día, con tranquilidad pero con luz del día a la hora de la siesta y con la oscuridad durante la noche. Así va cubriendo etapas y hace de forma natural todo el proceso para dormir bien. Pero ojo, si entre medias lo cogemos en brazos, o le damos el pelo (un mechón) para que se entretenga (muchas madres lo hacen) le enseñamos que para dormir tiene que tener esas cosas y por lo tanto todo se complica”.
2. A la hora de comer: “Sobre todo hay que decir que no pasa nada porque un niño se vaya una noche a la cama sin cenar, siempre y cuando normalmente coma de todo y bien. Comer bien no es comer mucho. La cantidad la ponen ellos. Volvemos a un hábito: al ritual maravilloso de poner la mesa, sentarnos juntos, charlar un poquito... Y que la conversación no sea 'come, come, come'. Sobre todo el niño nos tiene que ver a nosotros comer de todo, porque no sirve de nada que le digamos que coma fruta si nosotros no lo hacemos. Si instauramos el hábito desde pequeños podremos salir con tranquilidad a comer con la familia a un restaurante en cuanto el niño tenga edad”.
3. A la hora de jugar: “Esa hora es un momento fantástico porque es en el que el niño decide a qué se juega y él pone las normas y los límites. Esto tiene que ser así y es maravilloso. Tiene que ser su momento. Es muy curioso observarlos y ver cómo juegan a qué quieren ser de mayor, o como le regañan a los muñecos como hacen con él papá y mamá. Entonces podrás ver cómo regañas tú en función de cómo lo hace él con los muñecos”.
4. A la hora de estudiar (disciplina): “Tengo que recurrir a los dos de antes: si el niño ha aprendido el hábito de dormir y el de comer será mucho más fácil que adquiera el de estudiar, porque ya tiene el esquema. Necesita un sitio, una hora y un momento para hacerlo, y todos los días tiene que ser así. Lo ideal es que el niño pueda desarrollar la tarea y que luego tenga un tiempo para preguntar dudas a papá, a mamá o a quien esté. Con respecto a los deberes en los que han de colaborar los padres y que mandan desde el cole, mi criterio es que no está mal que alguna vez vayan al colegio con los deberes equivocados y que sea allí donde los corrijan. Eso me atrae más que el hecho de tener que llevar los deberes perfectos siempre porque eso crea ansiedad”.
5. A la hora de hacer las tareas del hogar y de recoger: “Hay dos posibilidades: la primera es que lo que yo saco lo guardo y la otra son tareas que el niño tiene en casa asignadas, dependiendo de la edad. Estas son muy importantes porque fomentan la colaboración y el trabajo en equipo y le van dando una idea de normas y límites, ya que por ejemplo si no recoges los juguetes te los voy a retirar y no te los vas a encontrar mañana en el mismo sitio”.
6. Los premios y los castigos: “En este asunto siempre prefiero reforzar las conductas positivas e ignorar las que no son correctas (ignorar las conductas, no al niño). Reforzar quiere decir premiar: por ejemplo decir “seguro que vas a ser capaz de llevar la ropa al cesto” en lugar de decir “¡otra vez lo vas a dejar desordenado todo!” y cuando lo haga darle un beso, o una alabanza, para que él sepa que eso hay que volver a repetirlo. Lo de ignorar es como decir “esto no lo repitas porque no vale y no voy a hacerle caso”.
7. Las peleas con los hermanos: “La clave está en no convertirte en juez y parte. Las peleas entre hermanos son normales e incluso necesarias, de hecho se pelearán toda la vida. Sin embargo hay una edad, en la que son pequeños, que desespera a los padres porque está la agresión. Los niños se pegan, pero es porque el niño no sabe cómo gestionar el enfado; en ese momento en el que están cansados o tienen hambre lo que hacen es irse a por el hermano y quitarle el juguete. ¿Qué les pasa a los padres? Pues que toman partido y dicen “aunque no te esté viendo ya sé que tú...”. En cambio, lo recomendable es que si no has visto qué ha pasado que las consecuencias sean para los dos, es decir, que decidan entre los dos qué uso le van a dar al juguete y mientras yo lo retiro. Así ellos empiezan a solucionar los conflictos sin la necesidad de que el adulto se los resuelva”.
8. El papel de los abuelos: “El papel de los abuelos tiene que ser de caprichos y de cómplices. Tiene que ser una relación muy diferentes a la que el niño tiene con los padres porque ellos, los abuelos, son transmisores del valor del esfuerzo. El problema surge en el caso de los abuelos canguros, y en ese caso los padres deben rebajar la responsabilidad porque no lo va a hacer como tú. El abuelo le va a dar chocolate aunque a ti no te guste y le va a cambiar el plato de comida aunque tú le hayas dicho lo contrario. Y eso debe ser así. ¿Por qué perder esa relación de complicidad?”
9. Uso de las nuevas tecnologías: “Las nuevas tecnologías están ahí, son fanstásticas y se aprende mucho con ellas. Tenemos que controlar en qué situación juego y durante cuánto tiempo, y por supuesto el contenido. Las nuevas tecnologías tienen que formar parte del abanico del ocio, es decir, de hacer deporte, de estar con los amigos, salir al parque... y además las nuevas tecnologías como complemento. Las nuevas tecnologías, bien utilizadas, estimulan para bien al niño”.
10. La línea roja por la que nunca se debe pasar: “Son dos en una: que no se te vayan las cosas de las manos -si ves que las cosas que has probado no funcionan acude a un profesional- y lo más importante: a la hora de educar, es fundamental que los niños se sientan queridos, y eso no sólo pasa por decirles todos los días que los queremos, sino todo aquello que son logros suyos que han hecho a lo largo del día y que, si nos fijamos son muchos”.

martes, noviembre 11, 2014

“Somos africanos, no un virus”

Kamara, internacional de Sierra Leona, es expedientado por la Liga griega, donde juega, por mostrar un lema contra la discriminación a los jugadores de países afectados por el ébola

viernes, noviembre 07, 2014

miércoles, noviembre 05, 2014

GRACIAS A DIOS. SI MI SANGRE SIRVE PARA CURAR, AQUÍ ESTOY HASTA QUEDARME SECA